El presidente de la Denominación de Origen Valdepeñas, Jesús Martín, y el presidente de la Denominación de Origen Mancha, Gregorio Martín Zarco, se han sentado en la misma mesa para analizar la realidad del sector y los retos de ambas D.O. convocados por el Club Rotario de Ciudad Real. Problemáticas diferentes, estrategias adaptadas a las características de cada denominación, pero con las ideas claras para dinamizar un sector vital para nuestra economía.

No es fácil sentar en la misma mesa a los presidentes de las dos Denominaciones de Origen más reconocidas de nuestra región, Valdepeñas y Mancha, y no porque las relaciones entre ambos sean malas, todo lo contrario, sino porque se trata de realidades muy distintas. 20.000 hectáreas de producción en Valdepeñas frente a 160.000 de Mancha, un dato que ya condiciona las estrategias de comercialización por el volumen.

Jesús Martín, habla de la D.O. como del pueblo del que es alcalde, Valdepeñas, con ilusión y con confianza en ganar el futuro. Una Denominación de Origen donde has descendido el número de bodegas, con un gran protagonismo de dos comercializadores y donde se han propuesto impulsar la comercialización de Valdepeñas diferenciados, vinos con un plus de calidad bajo un proyecto en el que ya trabaja la Universidad de Castilla-La Mancha. “Queremos, señala Martín, que nos representen vinos de alta calidad, porque tenemos la materia prima y los medios para elaborarlos. Hay muy buenos vinos en Valdepeñas y nos tienen que prestigiar”.

Gregorio Martín Zarco lleva décadas ligado a la D.O. y a la Cooperativa Santa Catalina de la Solana de la que es presidente. Un hombre afable, que conoce el sector a la perfección y que persevera en dar a conocer los buenos vinos de La Mancha. Para él la gran extensión no es un problema sino una ventaja, “podemos elegir las mejores uvas para elaborar los mejores vinos, y en los últimos años las bodegas y cooperativas se han modernizado, han invertido en imagen y podemos competir en cualquier sitio”.

Los dos tienen claro que una contra etiqueta puede “aportar o quitar valor” y su pelea y su esfuerzo es que el control en la producción, la apuesta por la calidad y la promoción son las herramientas para que los grandes vinos de nuestra tierra consigan la aceptación de los mercados.

primi sui motori con e-max