• El pasado mes de octubre el Campo de Fútbol de Sant Llorenç quedó destrozado por las intensas lluvias
  • Gracias a los fondos aportados por los socios del Club ciudadrealeño, el gimnasio del CD Cardassar incorpora equipamiento nuevo
  • Además, como ya es tradición en estas fechas, el Club Rotario de Ciudad Real ha recaudado fondos para alimentar a más de 80 familias a través de las Hermanas de la Cruz


El Club Rotario de Ciudad Real en su compromiso de servicio por la sociedad ha vuelto a realizar una acción solidaria. Tras las riadas del pasado mes de octubre en Mallorca, el Club Rotario de Ciudad Real puso en una campaña para ayudar al Club de Fútbol Cardassar, cuyo Campo de Fútbol quedó destrozado tras las intensas lluvias. La riada se produjo por el desbordamiento de un torrente originado por más de 220 litros por metro cuadrado de lluvias y se llevó la vida de trece personas, entre ellas un niño de seis años.

En este sentido, el vicepresidente del club, Luis Navarrete ha hecho entrega de equipamiento deportivo adquirido, gracias a los fondos aportados por los socios ciudadrealeños, al presidente del Club de Fútbol Cardassar, Jaime Soler y a la regidora de Deportes del Ayuntamiento de Sant Llorenç, Antonia Bauza. Estos fondos han servido para incorporar equipamiento nuevo al gimnasio del Club de Fútbol. Gracias a esta ayuda las instalaciones contarán a partir de ahora con bicicletas estáticas-elípticas.

La campaña “Muévete por Sant Llorenç” pretendía ayudar a recuperar la normalidad cuanto antes para superar esta tragedia, y el deporte es una pieza fundamental en esa normalidad.

En esa línea de solidaridad, el Club Rotario de Ciudad Real ha querido en estas fechas recaudar fondos para que las Hermanas de la Cruz repartan alimentos a los más necesitados. Esta acción conseguirá que esta Navidad más de 80 familias puedan compartir con los suyos una mesa digna gracias a la colaboración de Félix Solís Avantis.

primi sui motori con e-max